The Goonies es, pues, una aventura con muchas gotas de comedia, que –quizá sin proponérselo explícitamente– anuncia un cambio profundo en las relaciones sociales estadounidenses.

Por: @Danghelly

Danghelly ZúñigaLa aventura protagonizada por Mikey, Brand, Chunk, Bocazas, Data, Andy, Stef y Sloth fue presentada por primera vez el 7 de junio de 1985. La historia de The Goonies cristalizaba las preocupaciones cotidianas de los adolescentes y adultos urbanos de los 80´s: perder la vivienda por no poder pagar la hipoteca; no tener acceso a los beneficios de la mayoría de edad; búsqueda de la diversión en un lugar en el que “nunca pasa nada” (como lo expresa Mikey en los primeros minutos de la película).

En los 80’s Estados Unidos entra en la era Reagan y se da paso a la consolidación del modelo neoliberal, en el que la riqueza se concentra con mayor fuerza. En The Goonies se puede encontrar esta referencia directa, pues la aplicación del desahucio de un conjunto de viviendas vecinas dirigirá la acción y la aventura. No se trataba de salvar a una sola familia, sino que el grupo buscaba salvar a toda una comunidad, en Goon Dock en el área de Astoria, Óregon, de la expansión del club campestre Astoria.

En The Goonies se representan cuatro grandes elementos vinculantes entre los individuos que comparten la vida moderna urbana: el amor (fraterno, filial, amistad, enamoramiento) entrelazándose con el egoísmo, el altruismo y la conformación de un equipo de origen supranacional en un contexto de incertidumbre pero también de solidaridad.

El ámbito familiar es el inicio de la historia. La relación íntima familiar, el amor fraterno y filial será el motor de las primeras acciones en búsqueda de la salvación del mundo cotidiano, del mundo “al alcance de la mano”, del mundo conocido. La solidaridad de Mike con la preocupación del padre por la pérdida de la vivienda, guiará la acción del grupo.

La amistad es el ingrediente principal de la historia para sobrevivir ante la presión del interés privado. Los vecinos, convertidos en amigos, comparten en alguna medida el espacio íntimo familiar, conocen los espacios del hogar y sus lógicas. El grupo de pares, Los Goonies, juegan el papel central, construyen entre ellos los lazos de solidaridad y de cooperación necesarios para llevar a cabo la misión de encontrar el tesoro y salvar al poblado entero.

En esa relación de amistad, Los Goonies ponen en juego tres elementos que componen la acción: la ejecución, la orientación y el ejercicio del poder. El trabajo en equipo deja de lado el ejercicio del poder. Cada vez que Brand intenta  justificar su liderazgo por su mayor edad, la situación evidencia que es el menos indicado para dirigir y se lo transfiere a su hermano Mikey quien orienta y motiva la acción el grupo con una motivación mayor: encontrar el tesoro y así salvar al poblado,. Pero el liderazgo no es  ni exclusivo ni permanente, ya que cada uno de los integrantes demostrará sus capacidades en la dirigencia con diferentes énfasis, según sus habilidades sin olvidar el interés colectivo.

El egoísmo se expresa en dos niveles de interés: el primero caracterizado por Troy Perkins y su padre, y el segundo por la familia Fratelli (Mamá, Francis y Jake). El primer nivel es el detonante de la acción, pues el egoísmo, centrado en la ganancia económica, se manifiesta en la pretensión de ampliar el campo de golf del club campestre, una construcción para el esparcimiento que va en contra de la vida que ha construido una comunidad de vecinos. Este egoísmo lo traslada Troy Perkins a su vida cotidiana y así pretende a Andy como un objeto para su placer, no como compañía.

El segundo nivel de egoísmo es el caracterizado por la familia Fratelli. Si bien podemos decir que es el amor filial el que dirige sus acciones delictivas, lo que se pone en evidencia es la ambigüedad del amor filial. Mamá Fratelli es uno de los personajes más complejos de la película. Matrona dirigente de la familia, el sentido racional de las acciones que dirige, es más fuerte que el amor incondicional hacia sus hijos. Por el contrario, la relación de sus hijos hacia ella se basa principalmente en el miedo.

Con la aparición de Irene Walsh, madre de Mikey y Brand, aparece el altruismo en la película. Irene dedicada a la vida familiar, sacrificándose para que su familia, en medio de la crisis del desalojo no naufrague, pero, precisamente porque esa misión la abruma y condiciona, no alcanza a prever el peligro al que se enfrentarán sus hijos fuera de casa.

Hay otro personaje que caracterizará el altruismo, ese es Sloth, el hijo que Mamá Fratelli dejó caer al menos dos veces cuando era pequeño, y terminó convirtiéndose en un monstruo de buen corazón adoptado por Chunk, luego de haberles salvado la vida a sus hermanos y a su madre.

En The Goonies también se presenta el poder de la diferencia. Con un equipo que es enriquecido por las distintas habilidades de sus integrantes, la diferencia multirracial aparecerá con Data y Rosalita. Data, de ascendencia asiática, con desarrollos tecnológicos que se encuentran en el límite entre la baja y media tecnología, permitirá a los Goonies llegar a la meta. Rosalita, quien en principio no entiende casi nada de inglés y de las situaciones locales, comprende perfectamente las implicaciones de su hallazgo en la chaqueta de Mikey y es ella quien finalmente encuentra el tesoro que salvará al poblado.

The Goonies es, pues, una aventura con muchas gotas de comedia, que –quizá sin proponérselo explícitamente– anuncia un cambio profundo en las relaciones sociales estadounidenses. Probablemente Spielberg y su equipo, apelaron a algunas prototipos, clichés y lugares comunes, pero también fueron capaces de contar una historia tierna, solidaria y entretenida, y  su representación de lo familiar permite que sea una película actual y, para muchos, un clásico del cine, como lo deja entrever el tema oficial The Goonies ‘R’ Good Enough, interpretado por Cyndi Lauper.

En el coro de la canción se puede encontrar una pista del cemento del amor filial y fraternal, muy a tono con lo que ya se empezaba a vivir como pérdida: “lo que es suficientemente bueno para ti, es suficientemente bueno para mí”, y más cuando el objetivo es compartido.

El blog de articulados es un espacio que fomenta la libertad de expresión de quienes aquí participan. Las opiniones y comentarios de nuestros blogueros no representan la voz oficial de la marca", @articuladosco.